COVID-19. Medidas de Seguridad en L’Auditori de Barcelona. MÁS INFO

Aleix Palau | 27 septiembre 2022

Ludovic Morlot abre la temporada de L'Auditori dirigiendo su primer concierto como titular de la OBC

El maestro francés dirigirá la OBC con la Cuarta de Mahler y Let me tell you de Hans Abrahamsen, compositor invitado de la temporada, acompañado de las sopranos Carolyn Sampson y Audrey Luna.
El Foyer de la Sala 1 Pau Casals acogerá la monumental pieza Phonos del artista visual y sonoro Marc Vilanova hasta el 29 de enero.

Ludovic Morlot abre la temporada de L'Auditori dirigiendo su primer concierto como titular de la OBC

L'Auditori da el disparo de salida de la temporada 22-23 con el primer concierto de Ludovic Morlot como director titular de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña. Una temporada que lleva por título 3er movimiento: Muerte o regreso y que será la última parada de la trilogía a modo de ciclo vital propuesta por Robert Brufau, director de L' Auditori, y que empezó la temporada 2020-21 con 1º movimiento: La creación y siguió la temporada pasada con 2º movimiento: Amor y odio.

El concierto inaugural será el viernes 30 de septiembre y el programa se podrá ver también los días 1 y 2 de octubre. En esta primera cita con la OBC, Ludovic Morlot dirigirá la Sinfonía núm. 4 en Sol mayor de Gustav Mahler y Let me tell you del compositor invitado de esta temporada -junto a Sofía Gubaidulina- Hans Abrahamsen, obra encargada por la Filarmónica de Berlín. Un concierto que contará con dos nombres propios dentro del circuito vocal internacional como son las sopranos Carolyn Sampson -que cantará en la obra de Mahler- y Audrey Luna - que interpretará Abrahamsen .

Con la llegada de Ludovic Morlot al frente de la OBC para las próximas cuatro temporadas, L'Auditori culmina un proceso de investigación que impulsa el nuevo proyecto artístico de la casa. La decisión fue fruto de un trabajo intenso de la dirección artística de L'Auditori y contó, también, con la implicación y complicidad de los miembros de la Orquesta.

Entre los ambiciosos proyectos de esta nueva etapa, Ludovic Morlot impulsará la presencia de la orquesta en el entorno digital, las grabaciones discográficas, las residencias internacionales, los programas de desarrollo de talento y el crecimiento de la orquesta, con la incorporación de nuevos talentos a la familia de la OBC.

El programa de este concierto inaugural nos permitirá descubrir la comodidad con la que Morlot se mueve del repertorio tradicional a la nueva creación.

En la Cuarta sinfonía, Gustav Mahler hace un viraje creativo y sitúa la riqueza tímbrica de la orquesta al servicio de una visión luminosa, nostálgica y beatífica del cielo, expresada por un niño. La obra culmina en el último movimiento con un lied sobre un poema popular procedente de Desde Knaben Wunderhorn (El cuerno mágico de la juventud) después de un largo tercer movimiento de profundidad trágica. Se trata de una pieza sinfónica de espiritualidad íntima, incomprendida en su época, que nos revela la imaginación inagotable de un compositor que marcó la historia de este género.

El segundo encargo de la Filarmónica de Berlín a Hans Abrahamsen se materializa en Let Me Tell You (Déjame explicarte), un ciclo de canciones de escritura refinada y precisa con momentos de gran lirismo sobre la novela homónima de Paul Griffiths que tiene a Ofelia de Hamlet como protagonista. Es una partitura de temperamento teatral que ha recibido reconocimientos en toda Europa desde su estreno.

El Foyer acoge a Phonos, de Marc Vilanova
De forma paralela, el Foyer de la Sala 1 Pau Casals acogerá hasta el 29 de enero la instalación Phonos, del artista visual y sonoro Marc Vilanova. Una monumental escultura realizada a partir de altavoces reciclados. Cada altavoz, en lugar de producir sonido, realiza un movimiento elegante en frecuencias infrasónicas; frecuencias que existen por debajo de nuestro rango audible.

Así es como Marc Vilanova, saxofonista y artista sonoro, nos ofrece una espectacular pieza que juega con los límites de nuestra percepción auditiva. Trabaja con 26 tarjetas de sonido, 104 amplificadores y 208 altavoces desmembrados, “desmembranados”, para mostrarnos el movimiento de los electroimanes bailando en frecuencias por debajo de nuestro umbral auditivo (por debajo de las 20 pulsaciones por segundo ya no percibimos ningún tono continuo, sólo el vaivén independiente, regular y secuencial de cada movimiento oscilante).

Las coreografías de las sacudidas de los altavoces, la fragilidad de los componentes, el grado de fricción entre los elementos y otras variables hacen de la instalación escultórica un nuevo instrumento musical que seguramente nos resultará sorprendente.

Ir al principio