COVID-19. Medidas de Seguridad para acceder a L’Auditori de Barcelona. MÁS INFO

Aleix Palau | 30 julio 2021

L'Auditori de Barcelona finaliza la temporada 20-21 haciendo frente a la pandemia y apostando por la digitalización

L'Auditori de Barcelona finaliza su temporada 2020-21 habiendo celebrado 266 conciertos y acogido a 100.000 espectadores. Una temporada en la que ha hecho frente a la pandemia alzándose como una de las pocas salas del mundo en ofrecer una temporada completa de conciertos con figuras de renombre internacional. Además, L'Auditori ha dado un paso adelante en su digitalización y ha presentado L'Auditori Digital, la primera plataforma de conciertos en streaming y bajo demanda del estado.

L'Auditori de Barcelona finaliza la temporada 20-21 haciendo frente a la pandemia y apostando por la digitalización

La temporada 2020-21 ha puesto en marcha una nueva etapa artística de L'Auditori de Barcelona, que lidera Robert Brufau, con una programación en forma de trilogía diseñada a partir de un relato artístico que, por primera vez, une todas las programaciones de la casa y se inspira en un ciclo vital de tres fases, representado por un proceso de génesis (temporada 20-21: Creación), desarrollo (temporada 21-22: Amor-odio) y final (temporada 22-23: Muerte o retorno).

Con la Creación como tema central de la temporada, la programación dio el pistoletazo de salida durante el mes septiembre con un formato que repartía los conciertos en tres trimestres, para poder adaptar la oferta a los posibles cambios condicionados por la pandemia.

La primera novedad fue que el público pudo volver a las salas de L'Auditori después de medio año de ausencia y de conciertos grabados a puerta cerrada. La temporada arrancó con la primera Bienal Internacional de Cuartetos de Barcelona, una iniciativa del Cuarteto Casals cocomisariada con L'Auditori de Barcelona y que consistió en un encuentro de cuatro días con algunas de las formaciones más destacadas de la actualidad.

La Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña comenzó la temporada en octubre y, en su apuesta por la normalización de las directoras de orquesta en las salas de concierto, invitó a ocho batutas femeninas de gran relevancia internacional, como Gyedré Slekyte, Shiyeon Sung, Anja Bihlmaier o Marta Gardolińska. Entre los directores masculinos cabe destacar a nombres veteranos, como Juanjo Mena y Ludovic Morlot, así como figuras emergentes que están conquistando los principales escenarios europeos, como Nuno Coelho o Duncan Ward, además de un gran número de solistas, como Emmanuel Pahud, Varvara, Javier Perianes, Narek Hakhnazaryan o Antoine Tamestit. Por otro lado, nació un festival vinculado estrechamente a la OBC, el Festival Mozart Nits d'estiu, una nueva cita para disfrutar de la música de Mozart y sus contemporáneos con batutas y solistas especializados. Esta temporada se hicieron dos conciertos en L'Auditori y uno en el Palau de la Música Catalana que contaron con la dirección de Andrea Marcon, Laurence Equilbey y Jonathan Cohen, y los solistas Albert Cano-Smit, Daniel Ottensamer y Rosanne Philippens.

En el marco orquestal, cabe destacar también la visita, en enero de 2021, de la Orquesta del Teatro Mariinsky, dirigida por Valéry Gergiev y con Alexei Volodin al piano. Fue la primera gran orquesta internacional que visitó Barcelona desde el inicio de la crisis sanitaria.

La Banda Municipal también realizó su temporada con la normalidad permitida por la pandemia, haciendo conciertos en L'Auditori y también en otros lugares de la ciudad con directores como el titular de la formación, José R. Pascual-Vilaplana, el subdirector de la formación, Carlos Ramon, y batutas invitadas como Salvador Brotons o Philippe Bach.

En el marco de la Música Antiga, cabe destacar los conciertos de Jordi Savall, quien ofreció grandes obras del repertorio, como la Misa en si menor de Bach, y también Les Musiciens du Louvre con la soprano Emőke Baráth y la dirección de Francesco Corti. Además, L'Auditori celebró una nueva edición, la cuarta, del Festival Llums d'Antiga, consolidado ya como una de las citas imprescindibles para los amantes de esta música. Con las localidades agotadas para los cinco conciertos, el Festival Llums d'Antiga se celebró entre la Capilla de Santa Ágata y el Monasterio de Sant Pau del Camp y recibió formaciones de referencia internacional como Nevermind, el Ensemble Gilles Binchois y las voces de Hana Blažíková y Roberta Invernizzi.

Siguiendo con los festivales, el Festival Emergents Barcelona, el gran encuentro con el nuevo talento musical nacional e internacional que se celebra en Cataluña, acogió durante cuatro días formaciones de cámara y vocales, solistas con la Banda y la OBC y músicos de jazz que llenaron las salas de L'Auditori con el presente y el futuro de la música, como es el caso de la prodigiosa pianista rusa Alexandra Dovgan, protegida de Sokolov.

En la temporada Sit Back pudimos escuchar los conciertos de Nico Roig, Lina & Refree y Za! & La TransMegaCobla y en el apartado Sessions a Joana Gomila, Revisiting The Godfather, Los Aurora, Lucas Casares Septet, Alba Molina y Joselito Acedo, Álvaro Torres Trío y Philipp Groppo.

El ciclo Escenes trajo esta temporada el título de Dones i Creació (Mujeres y Creación), una coproducción de L'Auditori y el Festival Grec. Tanit Plana y Alba Pujol han firmado dos propuestas rompedoras que exploran la creación desde la óptica de la mujer y que se completarán con el espectáculo de Marina Herlop en el mes de septiembre.

La creación más vanguardista, dentro de las Sampler Sèries, presentó a figuras como los compositores Pablo Carrascosa y Alfredo Costa Monteiro y dedicó un concierto al padre de la electroacústica, < strong>Karlheinz Stockhausen.

Y de los grandes músicos a los más pequeños, ya que este año se celebró una nueva edición de Cantània, con la obra titulada Virtual, escrita por Òscar Peñarroya y Cèsar Aparicio. Casi 13.000 niños y niñas se sumaron al gran proyecto educativo de L'Auditori en la que ha sido una de las propuestas participativas infantiles más destacadas a nivel mundial durante la pandemia. Además, el Projecte Educatiu de L'Auditori estrenó el espectáculo familiar y escolar Ullsclucs, en coproducción con la Fira Mediterrània de Manresa, que recupera música tradicional catalana, agotando localidades en todos los pases.

Una sesentena de conciertos de esta temporada se pudieron seguir en directo a través de L'Auditori Digital, la plataforma online de L'Auditori. En menos de un año, este espacio audiovisual ha hecho llegar la temporada de L'Auditori a televisores, móviles y tabletas de los cinco continentes y ha superado los 3500 suscriptores.

Una buena muestra de lo que sucede en L’Auditori ha viajado, gracias a L’Auditori Digital, a Nueva Zelanda, Francia, Estados Unidos y Japón –por citar algunos países– internacionalizando un proyecto artístico que desde Barcelona habla al mundo. También han viajado a través de la red los compositores y artistas que conforman el patrimonio musical catalán, así como los estrenos y encargos que han visto la luz por primera vez en L’Auditori. Más allá de cruzar fronteras internacionales, la apuesta por lo digital ha roto también las barreras más cercanas, convirtiéndose en una herramienta que garantiza la accesibilidad al equipamiento y a sus contenidos. Así, a través de la plataforma, los colegios pudieron disfrutar de los proyectos educativos en las aulas y complementar el aprendizaje con todos los materiales didácticos (partituras, coreografías, tutoriales…) disponibles en el canal. También las personas con dificultades para desplazarse pudieron vivir la música en directo aunque fuese desde la distancia.

Paralelamente, dentro de la plataforma, el sello discográfico de L’Auditori da cabida a las grabaciones de estudio que se realizan en la casa, ya sea de los cuerpos estables - la OBC y la Banda - como de los álbumes del Projecte Educatiu, el Museu de la Música y otras propuestas de L’Auditori.

Ir al principio