Kazushi Ono está convencido de que la música tiene el poder de acercar a las personas.

Director titular de la OBC desde septiembre de 2015, en su primera temporada se presentó a toda la ciudad en un concierto extraordinario en el templo de La Sagrada Familia de Gaudí y cerró la temporada con la Misa de Bernstein. Por otra parte, en abril de 2015 Ono volvió a su ciudad natal para convertirse en el director de la Sinfónica Metropolitana de Tokio y ha asumido la responsabilidad de liderar su desarrollo artístico y de elevar su perfil internacional. Además de los compromisos en Tokio y en Barcelona, continuará dirigiendo la Ópera Nacional de Lyon, de la que fue nombrado director titular en septiembre de 2008. Allí, la crítica internacional lo aclamó tras actuaciones incomparables en obras como El jugador de Prokófiev, Lulú de Berg y Parsifal de Wagner.

Le Figaro lo ha descrito como «una de las mentes musicales más fascinantes de nuestra era». Ha sido invitado a teatros tan importantes como la Metropolitan Opera de Nueva York, La Scala, la Bayerische Staatsoper, la Deutsche Staatsoper o la Ópera de París. Su capacidad extraordinaria como director se ha refinado gracias a sus compromisos como invitado de orquestas sinfónicas como las de la BBC, Birmingham, Boston, Montreal, Londres, Radio de Viena, Leipzig Gewandhaus y filarmónicas de Israel, Oslo y Radio France, entre otros. Su discografía abarca un amplio repertorio. Su álbum de arias de Joyce DiDonato y la orquesta de la Ópera Nacional de Lyon recibió un Grammy en 2012 y su grabación de La hora española y El niño y los sortilegios de Ravel, hecho en el Festival de Glyndebourne en 2014, recibió un premio Gramophone.

PRINCIPAL DIRECTOR INVITADO

Jan Willem de Vriend fue el fundador del grupo Combattimento Consort Amsterdam y actualmente es el director titular de Het Symphonie Orkest in Enschede. Desde la temporada 2015-16 también es titular de la Het Residentie Orkest de La Haya. Asimismo, Jan Willem de Vriend dirige regularmente la Orquesta del Real Concertgebouw, la Filarmónica de la Radio de los Países Bajos y la de Rotterdam, la del Mozarteum de Salzburgo, la Sinfónica de Viena, la del Konzerthaus de Berlín, la Orquesta NDR y la Filarmónica de Hong Kong. Ha dirigido óperas en Schwetzingen, Lucerna, Estrasburgo y Barcelona. Próximamente volverá a la Orquesta del Real Concertgebouw, la Konzerthaus de Berlín, el Tonhalle de Zúrich, la Filarmónica de Bergen y la Orquesta Nacional de Flandes.

En 2012 Jan Willem de Vriend fue galardonado con el Premio Radio 4 de los Países Bajos, que se otorga a un músico que se distinga por su contribución al acercamiento de la música clásica al gran público. La Orquesta del Real Concertgebouw de Ámsterdam lo invitó a dirigir el concierto matinal de Navidad de 2015 que se retransmitió en veintiséis países. Entre sus grabaciones destacan la integral de las sinfonías de Beethoven con la Het Symphonie Orkest in Enschede y sus colaboraciones con diferentes programas de televisión.